TOMO 2 CRIMINOLOGÍA

Criminologí­a

Desde sus inicios y hasta el comienzo del tercer milenio, muchas han sido las escuelas y los movimientos conceptuales creados para contrarrestar el delito, entenderlo y proponer acciones para conseguir la tan anhelada convivencia pací­fica.

Psicologí­a jurí­dica y forense

La psicologí­a forense es la aplicación de los hallazgos cientí­ficos de la psicologí­a jurí­dica a las preguntas y problemas relacionados con la ley. Abarca todas las formas de actuación profesional del psicólogo cuando este actúa con un claro y definido conocimiento en su condición de experto en asuntos estrictamente legales, tales como la asistencia a las cortes, a las partes interesadas en los procedimientos legales y en todas aquellas agencias administrativas, judiciales y legislativas.

Perfiles criminales y asesinos seriales

Elaboración de perfiles de criminales desconocidos con base en la escena del crimen es una técnica de investigación judicial que consiste en inferir aspectos psicosociales del agresor con base en un análisis psicológico, criminalí­stico y forense de sus crí­menes, con el fin de identificar un tipo de persona.

Victimologí­a

La concepción de delito como un acto que vulnera derechos conlleva a que el sistema judicial no se quede solamente en la demostración de la responsabilidad penal y la aplicación de una pena al victimario, sino que tenga en cuenta a las ví­ctimas como sujetos de derechos que requieren de apoyo para restablecerlos, restaurar su salud mental y mejorar su calidad de vida.

Lesiones y traumas

El médico forense debe estudiar toda lesión que presente el cuerpo de la ví­ctima o el victimario, bien sobre un cadáver o sobre una persona viva, y describir las lesiones y los traumas asociados a dichas lesiones y dictaminar su gravedad, consecuencias y, de ser posible, establecer la causalidad de las mismas desde el punto de vista fí­sico, por ejemplo, que una lesión fue producida por acción de un objeto con bordes romos o que una contusión se originó por un golpe y no por una caí­da. 

Antropologí­a forense

La examinación técnico-cientí­fica de todo cadáver humano en el contexto de la antropologí­a forense y por supuesto en la necropsia medico-legal, finaliza en un corpus de respuestas biológicas concretas, independientemente que el cadáver pertenezca a un contexto prehistórico, histórico o contemporáneo, sin embargo, la ubicación cronológica o temporal del cadáver hace que los resultados del estudio se dirijan a un lector diferente; aquí­ hacemos referencia al contexto histórico y al contexto forense o judicial.

Odontologí­a forense

La odontologí­a forense permite identificar a la ví­ctima con un grado de precisión muy alto, puesto que los datos prorcionados por la carta dental “5 superficies de la corona y la raí­z, en 20 dientes temporales o 32 dientes permanentes“, la historia clí­nica y exámenes complementarios ofrecen una variabilidad individual tan grande que es posible la individualización.